El grupo CVE, productor independiente francés de energías renovables con sede en Marsella, continúa su fuerte crecimiento.  Previsto aumentar su nómina en Francia en un 30% en 2019. El objetivo de CVE es convertirse en uno de los líderes independientes en energía renovable descentralizada para empresas y comunidades. El grupo espera tener 1,4 GWp de capacidad de generación en operación y construcción para 2023. Esto equivale al consumo eléctrico de una ciudad de 1,6 millones de habitantes. Para ello, CVE continua con su ambiciosa política de contratación, con una treintena de nuevas contrataciones previstas para 2019 en Francia.

En 2019, CVE tiene previsto aumentar su nómina en las áreas de ventas, financieras, técnicas y de soporte.

El grupo reúne internamente toda la experiencia que cubre por completo las habilidades necesarias para desarrollar, financiar, construir, operar unidades de producción de energía renovable y vender energía verde. Más de 30 profesiones están representadas en CVE. En Francia particularmente, CVE busca tres desarrolladores de negocio para su actividad Solar y Venta Directa y un gestor de recuperación de digestados para su actividad de Biogás y Metanización. Para su más reciente actividad de Hidroelectricidad, el grupo está buscando un desarrollador. Para su sede en Marsella, CVE busca un Director de Contabilidad, un Contador Internacional, un Analista Financiero y un Abogado de Negocios. Entre diciembre de 2017 y octubre de 2018, CVE aumentó significativamente su nómina, en particular para establecer sus filiales en Chile y Estados Unidos. Actualmente, el grupo cuenta con 110 empleados, de los cuales 90 trabajan en su sede central de Marsella.

“Desde la creación de CVE, estamos convencidos de que debemos dar sentido al proyecto de la empresa y a las misiones resultantes para nuestros equipos. Nuestros empleados contribuyen así plenamente al éxito colectivo de CVE gracias al alto nivel de autonomía, iniciativa y responsabilidad que les otorgamos. Además, todos están asociados con este éxito a través de un programa de reparto de los frutos del crecimiento. Este es un factor diferenciador en un mercado laboral tenso», explica Pierre de Froidefond, uno de los tres socios fundadores de CVE, junto con Christophe Caille y Hervé Lucas.

Actor clave en la transición energética del territorio, CVE produce energía renovable descentralizada a partir de energía solar, hidroeléctrica y de metanización. 

El objetivo del grupo está claramente definido: satisfacer las necesidades energéticas y medioambientales de las empresas y comunidades a través de un modelo de venta directa de energía.

 

Cap Vert Energie opera 42 plantas de energía fotovoltaica en la región sur que producen 25 Gigavatios-hora de electricidad al año evitando 2200 toneladas de CO2 anualmente. En la región de Bouches-du-Rhône, el grupo ha equipado el centro de Méditourbe con 5,3 hectáreas de tejados fotovoltaicos, lo que lo convierte en uno de los tejados industriales solares más grandes de Francia, con una producción anual de 9,6 GWh de electricidad, equivalente al consumo eléctrico de 8.000 habitantes.